OUR BLOG

29 Mar 2017

6 maneras de introducir el rosa y triunfar en el intento

¿El color rosa te gusta pero no lo usas en decoración por miedo a caer en cursilerías decorativas? ¡No temas! No tiene por qué ser así.

 

Hoy en SAVANT te compartimos un excelente artículo de Mónica Corredera -corresponsal de Decoración 2.0- en donde nos platica cómo conseguir ambientes elegantes y luminosos aptos para hombres y mujeres.

 

  1. Usa el color rosa para decorar tus paredes

 

Si alguna vez has pensado en pintar las paredes de tu salón de rosa, tienes que saber que no andas tan desencaminado decorativamente hablando. Se trata de un color luminoso, que aporta calidez y un punto de delicadeza muy sutil que me encanta.

 

  1. Utilízalo en los textiles

 

Una estupenda manera de utilizar el color rosa para decorar el salón es ponerlo en los textiles. Estos elementos, empezando por las cortinas y siguiendo por los cojines o las alfombras, tienen un peso importante en el interiorismo global de un espacio.

 

Si te gustan las cortinas de color rosa, apuesta por tejidos lisos en tonos claros y luminosos. Olvídate de los estampados en esta ocasión, los lisos le darán a tus ambiente un toque mucho más moderno.

 

  1. ¿Tapicerías de color rosa? Un acierto seguro

 

Puede que no te hayas planteado nunca comprar un sofá de color rosa. El caso es que las tapicerías en tejidos de color rosa para decorar el salón pueden ser un gran aliado. La clave está en no añadir más elementos de este color, sino contrarrestarlo con grises, marrones o blancos.

 

  1. En el dormitorio

 

El dormitorio es una de las estancias de la casa que mejor acoge el color rosa para decorar. Puede ser porque en esta habitación destinada al descanso triunfan los colores y elementos que añadan confort y relax, y no se puede negar que el rosa es una de estas tonalidades.

 

  1. Algunos cojines de color rosa

 

Unos sencillos cojines de color rosa sobre tu sofá le darán al ambiente ese toque elegante y cosmopolita que a todos nos gusta. Prescinde de los estampados y combínalos con otros colores más sobrios (aunque resulten más aburridos que el rosa) En el contraste encontrarás la medida exacta para disfrutar de este color tan controvertido como genial.

 

  1. El poder de los complementos

 

Ya sabes que en decoración lo que cuenta es el efecto global. Puede que haya algún elemento que no te convence del todo. O un color que no acaba de gustarte. Sin embargo, si el conjunto funciona, si está equilibrado, el resultado será más que positivo.

 

Fuente: Decoración 2.0

danielperez

Write a Reply or Comment