OUR BLOG

21 Jun 2017

Bernal, pueblo mágico


Al pie del tercer monolito más grande del mundo, Peña de Bernal, se encuentra un pintoresco pueblo mágico que da nombre a esta magnífica formación rocosa. Imposible visitar Bernal, Querétaro, sin dar un paseo alrededor de su gigantesco monolito, que se yergue majestuoso en el paisaje.

 


San Sebastián Bernal es su nombre completo, este pequeño pueblito de calles adoquinadas parece suspendido en el tiempo y alberga leyendas y paisajes de ensueño. Entra en la atmósfera seductora del pasado, donde te recibirán balcones floridos, viejos faroles y encantadoras tiendas de artesanías exhiben manteles y cobijas elaborados en telares de 100 años de antigüedad.

 


Sin duda, Peña de Bernal es uno de los atractivos más destacados de la zona. Con 350 metros de altura y alrededor de 10 millones de años de antigüedad, este impresionante peñasco te brinda la oportunidad de vivir una experiencia única.  Puedes ascender a la Peña en coche o cuatrimoto hasta un mirador y de ahí seguir a pie. Eso sí, requieres de buena condición física y zapatos cómodos para completar la travesía, pues la pendiente es bastante pronunciada. Si tienes experiencia o te sientes aventurero, también tienes la opción de llegar a la cima haciendo rappel.

 


Una excelente manera de disfrutar Bernal es recorrer sus hermosas calles, visitando las primeras casonas construidas durante el siglo XVII. Aprovecha para visitar el famoso Castillo, construcción virreinal del siglo XVII y uno de los lugares más importantes en la historia política del pueblo.

 


Tampoco olvides pasar a  la Capilla de las Ánimas, que data del siglo XVIII y fue edificada en honor de todas las ánimas del purgatorio. O a la Capilla de la Santa Cruz, a donde los peregrinos deben llegar al atrio de rodillas bajo el sol, como pago de una deuda celestial, según dicta la tradición.

 

Mientras recorres las calles, tendrás oportunidad de ver los artículos de lana elaborados rústicamente en telares antiquísimos; hay desde rebozos, tapetes y cojines ,hasta chamarras y cobertores.
Los fines de semana, al ocultarse el sol, las faldas de la Peña de Bernal se llenan de música, luz y muchos colores en un show de fuentes danzarinas.  El espectáculo es inolvidable, pues al fondo se aprecia el imponente monolito en todo su esplendor.

 

Y claro, ninguna experiencia está completa si no pruebas la gastronomía del lugar. En Bernal encontrarás los típicos dulces de leche, fruta cristalizada y platillos preparados en cazuelas de barro y fogones rústicos. Las gorditas martajadas con chile rojo, las enchiladas serranas con cecina, los nopales santos o la barbacoa de borrego tapada con pencas de maguey son los deleites culinarios de este bello pueblo mágico.

Cualquier época del año es ideal para conocer Bernal, aunque el mes de marzo es perfecto si quieres unirte a los festejos del equinoccio de primavera. Esta festividad se celebra del 19 al 21 de marzo en la Peña, donde miles de visitantes se congregan para cargarse de la energía que emana el colosal monolito.

Bernal es otro de los muchos encantos de Querétaro, ¡anímate a conocer este enigmático pueblo mágico!

Fuente: Pueblos de México

danielperez

Write a Reply or Comment