OUR BLOG

02 May 2017

Decora tu recámara con Feng Shui

Seguro has escuchado hablar del Feng Shui y cómo la gente utiliza este método para crear ambientes con energía. Pues bien, el Feng Shui no es estética, es mucho más que eso. Decorar de esta manera logrará que tu casa se transforme en un lugar en el donde sentirnos bien, a gusto. Una manera interesante de equilibrar las energías y hacer que las malas vibraciones no entren en nuestras dependencias.

El Feng Shui se puede utilizar en todas las partes de la casa: en la cocina, la sala o el baño. En esta ocasión te diremos cómo lograrlo en tu recámara. Te daremos algunas claves para que puedas hacerlo con poco esfuerzo y grandes resultados.

 

Paleta de color

 

Dentro del Feng Shui la paleta de colores es realmente muy importante. Esta filosofía entiende que los colores son muy poderosos tanto en términos de estimulación como en apaciguamiento. El dormitorio es un lugar para descansar, pero en ocasiones, sobre todo cuando se trata de los dormitorios adultos, se necesitan tonos que estimulen la relación de pareja.

 

 

La solución es optar por matices y tonos discretos, como por ejemplo los colores pastel. Los colores que aparecen en la naturaleza, tales como el verde y el azul, también son bienvenidos.

No subestimes el rosa. Este color es sinónimo de romance y tranquilidad.

 

Dos son mejor que uno

 

Aunque el Feng Shui defiende tanto la decoración par como impar, hay que señalar que para esta filosofía los números pares son capaces de crear y estabilizar las energías. Dos mesitas de noche, por ejemplo, llamarán a la energía y crearán un ambiente más íntimo y vinculado a la naturaleza.  Dos lámparas de noche, un par de cuadros o dos butacas en el dormitorio, pueden ser ejemplo de esta dualidad en la decoración.

 

La importancia de la cama

 

La cama en el Feng Shui es el elemento más importante. Hay que destacar las camas con dosel. En términos del Feng Shui suelen ser muy adecuadas; y es que neutralizan la energía negativa en el dormitorio. Si no te gustan o no tienes espacio, no te preocupes, pero asegúrate de colocar la cama de modo que tenga siempre una pared detrás. Colócala en diagonal y opuesta a la puerta.

 

Ausencia de cabecera

 

En muchas revistas de decoración vemos como las camas de las habitaciones carecen de cabeceras, para elegir papeles pintados o incluso vinil. El Feng Shui no se siente cómodo con esto. Lo cierto es que el cabezal de la cama es importante, pues la ausencia del mismo crea inestabilidad y genera agotamiento físico y emocional. Opta por una cabecera y aunque el material no sea lo principal, los de madera te conectarán aún más con el mundo natural.

 

 

 

Las cortinas como almacenamiento de energía

Las cortinas gruesas en el dormitorio ayudan a mantener la energía positiva dentro de la habitación. Tienes que tener en cuenta que las ventanas son consideradas como una influencia negativa que permiten la entrada y salida de mucha energía. Además de colocar la cama lejos de ellas, colocar unas cortinas gruesas logrará que esta energía positiva que estás creando no se escape.

 

Ahora que viste la manera en que una recámara debe estar acomodada para que la energía fluya, ¿qué tan lejos estás de las reglas de esta filosofía?  Comienza a mover tus muebles y logra el ambiente energético perfecto para ti.

 

Fuente: Estilo y Deco

nabilatrad

Write a Reply or Comment