OUR BLOG

10 May 2017

Limpiafondos para tu alberca, ¡conócelos!

 

Tener una alberca significa que cuentas con un lugar para relajarte y hacer ejercicio, pero considera que hay que darle mantenimiento para aprovecharla al cien. Te presentamos una selección de varios tipos de limpiafondos que te ayudarán a conservar tu piscina limpia e impecable.

Limpiafondos manuales
Son los más económicos, como su nombre lo indica, requieren de trabajo físico para hacerlos funcionar. Imagina que se usan como una aspiradora, debes mover el limpiafondos por las zonas que desea limpiar. La suciedad aspirada se queda en el prefiltro y en menor medida en el filtro.

Limpiafondos automáticos eléctricos
Estos limpiafondos necesitan de una corriente eléctrica de baja tensión para funcionar, sin necesidad de conectarse a los sistemas de depuración de la alberca. Se desplazan automáticamente por el fondo y, si vienen con esa función, también por las paredes en ciclos de limpieza programados. La suciedad limpiada por el aparato se acumula en el filtro, el cual debe ser lavado y vaciado periódicamente.
Una gran ventaja de estos tipos de limpiafondos es que regresan a la piscina el agua procesada sin necesidad de ajustar los niveles de cloro o pH.

Limpiafondos automáticos hidráulicos a presión
Esta clase de limpiafondos se desplazan automáticamente utilizando el sistema de depuración de la piscina, pero en vez de conectarse a las tomas de aspiración se conectan al retorno de la alberca. Están diseñados para vasos planos o con poca pendiente, y si bien son un poco más difíciles de instalar, tienen una gran capacidad de limpieza.

Limpiafondos automáticos hidráulicos por aspiración
Estos limpiafondos son sencillos de instalar, aunque son más lentos que los hidráulicos a presión porque se desplazan de manera aleatoria por el fondo de la alberca. Para hacer una limpieza completa necesitan más tiempo, además presentan dificultades para sortear obstáculos como escaleras.
Fuente: Autocontrol Piscinas

danielperez

Write a Reply or Comment